La Gerencia Empresarial Ante los Vientos de Cambios Intempestivos

by Juan Pablo Sandino
in Blog
Visto: 1542

El 19 de Abril un grupo de universitarios armados con ideales y valentía iniciaron una rebelión pacífica en mi bella Nicaragua. Esto desató una serie de eventos que nadie tenía contemplado...

En estos duros días hemos estado cargando un sentimiento de angustia e impotencia que nos lleva a una agenda un poco desordenada. Se respira cierto nivel de aflicción y el primer impacto económico se refleja en las caídas en las ventas. Siendo el sector de turismo el que ha recibido con mayor impacto la fuerza de este tsunami político lo cual ha desencadenado un efecto dominó en muchos otros rubros. En general, el sector empresarial tiembla ante la inseguridad del país y su gerencia se muestra dubitativa ante esta nueva realidad.

He estado escuchando que todos los ejecutivos están hablando el mismo idioma: congelar plazas y eliminar gastos. Me han comentado sobre despidos masivos en la industria hotelera. Esto desataría un círculo vicioso que puede llegar a debilitar a la empresa privada a niveles de una depresión económica, con el riesgo inherente de las consecuencias de estos procesos sociales y delata innumerables riesgos latentes para Nicaragua. Ni se diga si hablamos de un paro nacional.

¿Pero qué alternativa tenemos? Les puedo hablar sobre lo que hacíamos en General Electric (GE) cuando trabajé durante los años de la recesión económica de EEUU (2008-2009). En estos tiempos difíciles, GE promulgaba la política de enfocarse en proyectos de ahorro utilizando herramientas de “Lean Manufacturing” y 6 Sigma. Era cuando más cambios realizábamos y la mayoría del presupuesto se redireccionaba para ejecutar eventos Kaizen, “7-Ways Layout”, 5S, entre otros proyectos de ahorro de tiempo y dinero. Se encontraban desperdicios y gastos innecesarios en niveles operacionales y administrativos y como consecuencia la empresa recuperaba su ganancia neta. Recuerdo el proyecto que yo lideré arduamente por 6 meses que llegó a generar $1.1MM de ahorro anual para la empresa. Mi proyecto fue apenas uno entre cientos en todas partes del mundo.

Cuando GE salió de la crisis, resultó estar mejor posicionada que cualquier otra empresa del mercado en el sector de energía en el cual yo laboré hasta el 2014.

Toyota es otra compañía que adoptó los mismos principios durante y después de la devastación de la Segunda Guerra Mundial y por eso es hoy en día la mejor empresa de automóviles del mundo, sin duda alguna.

Reflexionemos un poco y entendamos que sería un grave error desviar la mirada del objetivo de las empresas: generar ingresos de manera sostenible. Es válido realizar ajustes y redireccionar los recursos, pero el recorte de presupuesto y personal es una medida a corto plazo que podría llegar a tener graves consecuencias a largo plazo. El que piensa y actúa diferente en este tipo de situaciones es quien sobrevive y se proyecta a otro nivel al romperse el ciclo. Así que manos a la obra y repensemos como mejorar y hacer más eficientes y efectivas nuestras decisiones en tiempos complejos.

Juan Pablo Sandino

Consultor Lean y Cadena de Suministro

www.kaizenconsultingservices.com

Leave your comments

Comments

  • No comments found