La Sostenibilidad y Nuestro Compromiso

by Lyhelis Torres
Visto: 640

El mundo presenta grandes cambios. El crecimiento acelerado no nos deja tiempo ni de tomar consciencia. Dedicamos largas jornadas de trabajo en pro del desarrollo empresarial, del posicionamiento de nuevas ideas de negocio y de la búsqueda de mejores condiciones de vida. Pero no nos damos cuenta que la vida requiere de balance, de la búsqueda constante de equilibrio, de cuidar los recursos actuales para no comprometer los recursos de las futuras generaciones.

Es ahí donde el mundo ha abierto los ojos y ha reconocido la importancia de actuar con sosiego, de manera sustentable, respetando el límite de renovación natural de los recursos con el fin de mantener el equilibro ambiental. Sin embargo, tendemos a confundir la terminología. Cuando hablamos de “responsabilidad social” usualmente creemos que se trata de donaciones y buen corazón pero a eso se le denomina “filantropía”. En el caso de la “sostenibilidad”, pensamos que sembrando un par de árboles en un boulevar, estamos reforestando y retornando al entorno los recursos que tomamos de la naturaleza. Pero también es una percepción errada.

Existen 3 ejes dentro de la sostenibilidad: Ambiental, Económico y Social. Los principales retos que dan vida a la visión sostenible es el efecto que los seres humanos provocamos en la transformación de nuestro entorno: de la naturaleza y de nuestras sociedades. Ejemplos que a diario inciden en nuestro entorno son nuestros residuos domésticos, el abuso del agua, la sobre población, el sistema de transporte, más otros factores.

La sostenibilidad debe empezar en cada uno de nosotros. Es nuestro derecho humano tener acceso a la salud, a un ambiente de vida adecuado y medios de subsistencia, es decir, acceso al agua, a una vivienda, al medio ambiente. Si éstos son nuestros derechos, es inversamente proporcional reconocer que en ese mismo grado debemos asumir la responsabilidad de cuidar, conservar y educar a nuestras familias para que hagan un mejor uso de los recursos limitados a los que tienen acceso.

Si no sabemos por dónde empezar, vayamos a lo básico: empiece por desconectar los aparatos eléctricos en su hogar; por hablar a sus hijos(as) de la importancia del agua; por separar la basura (orgánica, papel y vidrio); informe a los trabajadores de la alcaldía en su municipalidad que tu y tus vecinos segregan la basura, pues ellos venden esos residuos sólidos y sería una excelente contribución en la cadena de valor.

Para las empresas se requiere de herramientas o metodologías. Es altamente recomendado leer sobre los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” y la “Agenda 2030”. Estos documentos nacen de un esfuerzo de los países firmantes de las Naciones Unidas ante la preocupación del efecto socio-económico  y ambiental en el mundo. El objetivo siempre siendo construir empresas más conscientes, más humanas y más comprometidas con la visión sostenible brindando 17 principios aplicables a los ejes de acción de cualquier negocio, según su actividad económica.

Abramos los ojos y tomemos consciencia. La sostenibilidad requiere de una inversión, con un retorno seguro, que beneficia a toda la humanidad.

Leave your comments

Comments

  • No comments found